VIVITO Y COLEANDO

hqdefault

 

¿Conoces la expresión? La voy a usar hoy para explicar algo espiritual muy importante.

En días pasados he hablado de como he estado pasando por una crisis de lucha con muchas cosas en mi vida. La mayoría de esas luchas y crisis han sido referentes a relaciones personales. A todos nos pasa, es mas, eso es lo mas normal humanamente. Hasta decimos: “Siempre hay problemas” ¿No es cierto?

Estamos tan acostumbrados a vivir en el nivel humano que cuando venimos a conocer a Dios, y esa ha sido mi experiencia, tenemos momentos de paz, momentos de gozo, momentos de perdón, momentos de misericordia, etc. ¡Pero que no me lo vuelvan a hacer porque entonces si me vuelvo a resbalar! ¿Te ha pasado?

¡Pues allí me tienes! Y yo tratando con todo lo que he podido de no alterarme, de seguir el ejemplo de Cristo en mi vida. ¡Pero no puedo! Es que todavía hay tanto que no es suyo en mi. Entonces vengo a El toda aplastada a decirle que ya le volví a fallar, que no puedo, que me ayude.

Por eso no he escrito nada últimamente porque los procesos que he estado viviendo con mi Padre no han sido nada fáciles y no he sabido como compartirlos contigo. Lo que me di cuenta hoy es que en todos esos procesos le he estado conociendo mas y El me ha estado enseñando cosas mas profundas de El para darme mas de su vida. Nada mas que no me daba cuenta porque no lo entendía.

Estoy callendo en cuenta por la gracia de Dios en cuanto engaño religioso he estado viviendo, tanto así que he justificado muchas cosas que realmente no son de Dios. Lo maravilloso del pacto que Dios ha hecho conmigo y con cada uno de sus hijos es que El no va a dejarnos engañados ni confundidos. El me está sacando de todo ese engaño para hacerme libre en verdad para vivirle a El. ¡QUE MARAVILLOSO!

Ahora déjame decirte cual es el siguiente paso para que esto sea posible. A mi me sucedió así:  Con todas mis luchas y en mi necio esfuerzo por lograr hacer lo que yo se, o lo que yo creo que Dios quiere de mi, solo he logrado frustrarme. Porque no está en mi el hacer nada. Dios es el que se ha comprometido a hacerlo en mi. Pero toda la lucha comienza en mi mente. Se me viene un pensamiento de X, por ejemplo de un problema con alguna persona, y comienzo a platicar conmigo misma y repasar todo lo que me dijo, como me sentí, me vuelve a doler; pienso que debería haberle dicho esto o aquello…. AY! ¿Te das cuenta? TODO COMIENZA EN LA MENTE.

¿Como puedo salir de este lío? ¡Mi mente no puede cambiar! ¿Te acuerdas de lo que te platiqué la vez pasada? Hablé de morir a mi misma. De morir con Cristo y resucitar con El. Es la única manera de cambiar de vida. Es a lo que Jesús le llamó NACER DE NUEVO. Solamente así se puede vivir su vida. No hay manera de poder hacerlo humanamente. NO SE PUEDE.

De la misma manera con la mente. Y eso fue lo que Dios me enseñó hoy. Que tengo que dejar que mi mente humana, con todo lo que ha vivido y aprendido por toda mi vida MUERA. Así puedo recibir la mente de Cristo y de esa manera poder pensar como El piensa. Y ¿sabes que? Cristo Jesús no piensa nada mas que lo que su Padre piensa. El lo ve todo desde el punto de vista de Dios.

¡Ya lo he vivido! Cuando estaba reciente el milagro que Dios hizo en mi vida recuerdo la libertad de haberlo vivido. Pero Dios ha permitido que sea una decisión muy consiente de mi parte el permitirle llevarme por este valle de sombra de muerte, la muerte de mi mente humana. El ha estado llevándome de la mano y yo pensé que de repente me había quedado sola. ¡Si te contara todos los problemas en los que me he metido en los últimos meses! Pero ahora me doy cuenta que no eran en vano, que mi Padre los labia alineado cada uno en su lugar, y al propósito para dejarme verme en su espejo divino tal y como soy en mi horrible humanidad para que aborrezca esa vida y esa mente que que solo me lleva al dolor y a muerte.

No, ya no vuelvo atrás. Hoy me senté con mi Padre y le di mi mente humana para que la mate. Recibí la mente de Cristo Jesús que siempre esta sujeta al Padre. ¿Sabes porqué lo hice sin reservaciones y sin temor a lo que Dios me haga? Porque ya he probado su amor, ya he experimentado lo que El hace en mi cuando le entrego TODO. Antes no me atrevía a hacer algo así porque le tenia miedo a Dios. Pero eso fue porque no le conocía. Ahora le conozco y se cuanto me ama y cuanto le importa mi vida. Yo se que estoy segura en El.

Te invito a pensar lo que te comparto. Mis testimonios son para que tu seas invitado o invitada a recibir lo  mismo. Dios te ama igualito que a mi. Dios quiere hacerte libre para que goces la vida que El te puede dar. Voy a estar orando por ti que lees esto hoy, que Dios abra tus ojos a su verdad y le creas. Que te puedas atrever a probar lo que te estoy diciendo porque es verdad.

Que Dios te bendiga.

IDENTIDADES HUMANAS

AAEAAQAAAAAAAAdwAAAAJDQ2NTgzOTU4LTg3Y2MtNDIyNi04ODFhLTFhOTcxNjBiNzZhMw

 

Desde que comenzó mi relación nueva con mi Padre celestial, he tenido que aprender a vivir una nueva vida. Realmente lo que ha pasado es que recibí su vida y eso me ha estado cambiando. No puedo continuar viviendo la vida humana si estoy viviendo la vida divina, la vida de Dios.

Es un proceso. Ya he nacido en la vida divina, pero apenas estoy echando raíces. Como una semilla cuando se planta. Mi comienzo fue intenso y fuerte. Dios salvó mi vida física milagrosamente y ese encuentro con El fue lo que me llevó a conocerle.

He sido “Cristiana” toda mi vida anterior pero como la mayoría de los “Cristianos” estaba adoctrinada erróneamente. Todo se trataba de esforzarse por agradar a Dios y de servirle. Ahora comprendo que no puedo hacer ninguna de las dos cosas y que Dios no quiere usarme, no soy una herramienta para El. Dios desea servirme, y de la abundancia de lo que me da, fluya de mí para servir a otros. Eso es muy diferente a ser usado.

He tenido subidas y bajadas en mi proceso, y la razón que a veces caigo es porque me he salido sin darme cuenta del lugar donde debo de estar. ¡Se me olvida que ya no soy humana! Con las demandas del día que tengo que cargar, me he abrumado actuando como si estuviera sola.  He permitido que las cosas de este mundo penetren mi alma. ¡Que fácil es desviarse! El apóstol Pablo se quejaba de eso:

Romanos 7:15-24 (RVR1960)

15 Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago.

16 Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena.

17 De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí.

18 Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo.

19 Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago.

20 Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí.

21 Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí.

 

Cuando escogemos ser “humanos” es porque no queremos morir. Queremos aferrarnos a todo lo que es “nuestro”, tenemos toda clase de cosas atesoradas que nos son de mucho valor.  Pero el otro lado de eso es que todo eso nos esclaviza. No tenemos libertad, no hay descanso. ¿Por qué? Porque lo hemos logrado en nuestras propia fuerza y hay que cuidar y proteger todo eso o lo perdemos. No queremos perder porque nos hemos invertido en ello. Nuestra misma identidad esta allí. Eso es humano.

Ya he vivido esa vida antes. ¡Es un desastre! Me he sentido tan mal los últimos meses porque sin darme cuenta comencé a regresar a esa vida. ¡NO VALE LA PENA!

No puedo negar ni esconder que he sido atacada por todos lados y por muchas fuentes pero no quiero usar eso  como una excusa para culpar a nada ni a nadie. Yo soy responsable por lo que escojo hacer y como escojo responder a las cosas que Dios permite que vengan a mi vida. Lo malo es que perdí eso de vista. Dios permite que pasen cosas que no me gustan para ayudarme a morir. ¡Ah como duele si lo vivo humanamente! ¡Pero al notar que me duele es una seña de que ya me fui mal! ¡Es que mi Padre no quiere lastimarme! ¡Quiere hacerme libre!

Si no soy libre de todo lo humano que todavia traigo encima, eso me hace sufrir, me lastima, me hace daño. Por consecuencia ya no fluye la vida de Dios en mi ni de mi y comienzo a repartir las obras de la carne porque es lo que he escogido llevar dentro.

Todos tenemos nuestra Kriptonita, aquello que nos hace débiles. La mía son las identidades en las relaciones humanas. Para mi ha sido tan importante mi identidad en esas relaciones.

Durante estos últimos meses de estragos, me vi regresar a esos tiempos donde todo eso me mataba el alma.

¿En qué momento me desvié? ¡Pero ya se donde encontrar la paz! Ya he probado libertad y todo lo que Dios es. ¡No voy a retroceder al pasado!No Importa que nadie más cambie! ¡No importa lo que hagan los demás! ¡No voy a permitir que me arrastren al pasado!

Se lo confesé todo a mi Padre con lágrimas. ¡Mi mayor deseo es ser como tu eres! ¡Pero no puedo! Todavía hay todo esto en mi que ya no quiero ser… que se me hace imposible dejar ir… no se que hacer Padre! Y recordé que cuando todo comenzó a cambiar en mi vida fue cuando le dije: AQUI ESTOY, YO NO PUEDO. Entonces se lo dije de nuevo.

Con ternura me ha recordado que El lo sabe, y que El si puede hacerlo en mi; que esa es la única manera.

Escuchando su voz trajo estas relaciones humanas a mi mente pero me dijo que tengo que morir a ellas.

Mi identidad, mi única identidad debe ser Hija de Dios. Ya no voy a tener ninguna otra porque me han hecho tanto daño. Me he visto a mi misma como la hija de mis padres humanos, los cuales me faltaron y me dejaron huérfana; me he visto como esposa de un hombre humano, madre, y esta ha sido la más terrible de todas. Pero no más. Las desecho como tales, como identidades humanas y se las entrego a mi Padre. No quiero poseer a nadie ni pertenecer a ningún ser humano.

Las relaciones humanas hacen demandas que nadie puede cumplir. Por eso hay tantos problemas y corazones rotos en tales relaciones.

Esto es lo que al fin estoy recibiendo de mi Abba. Morir me hace libre, por eso Jesús vino a enseñarme a morir.

Habiendo probado las dos cosas te puedo decir que ser humano con todo lo que eso implica es terrible. Escoger la vida humana equivale a vivir en verdadera muerte. Estoy convencida que lo que Dios me ha permitido vivir estos últimos meses era necesario aunque ha sido difícil para mí porque lo estaba viviendo sola. Pero gracias le doy a mi Abba que no me ha dejado, que me esta ayudando a morir a todo aquello que no es suyo, que no es parte de su ser para así poder vivir su vida. Eso si vale la pena y es todo lo que deseo ser. 

Escojo la vida divina. Escojo ser Hija de Dios.

Estrella

 

MADRE

Portrait of an old woman in thoughts

EL TAPANCO

Camino del patíbulo iba un hombre-
Con las manos bien atadas,
Custodiado por guardianes bien armados
Que atentos vigilaban.
La frente del culpable iba abatida,
Abatidas las trágicas espaldas,
En sus pasos tardíos aquel hombre
Infinito cansancio revelaba,
De sus ojos tristes, llenos,
Dos lágrimas rodaban.
Eres un ruin! Un cobarde!
Un miserable!
Siguiéndole la turba le gritaba:
Sanguinario! Asesino!
Muera!, muera!
Hombre lleno de oprobios y de infamia!
Al cadalso! Al cadalso!
Así rugiendo al reo
La muchedumbre le increpaba…
Todo era odio y horror,
Todo desprecio al criminal-
De vida depravada.

Y cuando más vibraba la anatema,
Y cuando mas la cólera estallaba,
Un grito resonó sublime.
Que detuvo en los labios las palabras:
Es mi hijo!, es mi hijo!…
Gritó una voz de madre;
Es el fruto de amor de mis entrañas
Y aunque asesino y todo… es mi hijo!

Y entre la turba que quedó asombrada,
Abriose paso una mujer humilde,
De faz rugosa y cabellera blanca.
Y sin ver, sin oír con arrebato,
Al asesino se quedó abrazada
Y entre sollozos llenos de ternura
Lo baño con sus lágrimas…

Cuando todo el mundo es desaliento-
Si la vida es ingrata,
Y el amor, la amistad y los placeres
Laceran nuestras almas,
Solo hay un gran amor, amor sublime;
Que detiene las borrascas,
Que ilumina la senda del destino;
¡Es el amor de Madre que nos salva!
Es el amor de Madre que nos salva….

Miguel A. Hidalgo.

Aun en lo pequeño…

Creo que todos clamamos a Dios o dependemos de El en las cosas grandes. No tenemos problema en pensar que podemos ir a El en las desgracias, enfermedades, y problemas que no podemos manejar. Nos gusta estar en control de  nuestras vidas y solo le damos lugar a Dios cuando nos sentimos fuera de control. ¿Cierto? Pero cuando se trata de las cosas pequeñas, le echamos muchas ganas. Nos frustramos, nos esforzamos hasta el agotamiento y terminamos exactamente así, agotados, desgastados y frustrados. Es muy difícil para nosotros dejar el control a Dios, y así permitirle a El hacer en nosotros lo imposible.

Te voy a contar un incidente en mi vida que casi no iba a compartir por lo mismo; porque es tan sin importancia que pensé no hacerlo. Pero Dios me hizo sentir la importancia que puede tener para álguien esta historia, que decidí compartirlo.

Hace unos años tuve una embolia y aunque Dios me ha dado el uso de todo mi cuerpo en manera milagrosa, hay algunas cosas que requieren destreza y pericia que se me hacen difíciles de llevar a cabo. Mi mano izquierda todavía, y digo todavía porque tengo la esperanza de que mi Padre no ha terminado de sanarme, es muy débil y falta de destreza.  Si tu me ves, no te puedes dar cuenta que tengo esa debilidad, hasta que tengo que enfrentarme con ciertas cosas que se me hacen muy difíciles de llevar a cabo.

Una de esas cosas es coser. Me refiero a confeccionar prendas de vestir. Yo comencé a hacerlo cuando era muy niña haciéndoles ropa a mis muñecas de sabanas viejas. Desbarataba los vestidos que ya tenían y de las piezas sacaba patrones para hacer los “nuevos”. De allí nació la creatividad y la emoción de crear. Cuando estaba en la secundaria llevé taller de costura. Después seguí practicando e inventando mis propios sistemas e ideas; cuando me iba a casar hice mi vestido de novia. Los vestidos de novia son mucho mas complicados de confeccionar que un vestido común y corriente. El alcanzar esa meta me dio mas seguridad de que si podía yo confeccionar lo que me propusiera y me atreví a hacer de todo incluyendo sastrería, trajes de hombre, camisas, corbatas, de todo. Llegó el momento en que hasta hice tapicería, cuando recubrí unos muebles de sala que teníamos. He hecho cortinas, bolsas de dama, de todo. Ya de mamá, les hacia a mis hijas casi toda su ropa. Otras madres me preguntaban dónde les compraba sus vestidos porque querían para sus niñas. Cuando les decía que yo los había hecho a veces no lo podían creer porque estaban tan bonitos y originales. Yo hacia mis propios patrones. Combinaba telas de manera original no siguiendo nada mas las modas. Me encantaba y me daba mucha satisfacción como te puedes dar cuenta. Me animaron a entrar a una competencia y me saqué el primer lugar.

Cuando tube la embolia todo eso se acabó. Al principio quedé paralizada de todo el lado izquierdo y solo la misericordia de Dios me ayudo a recuperarme poco a poco. Ahora después de nueve años que paso eso, se me han presentado muchas oportunidades y necesidades para coser. Habiendo tenido tantas y tan grandes habilidades para ello en el pasado, se me ha hecho difícil y frustrante no manejarlo como antes. Quizá no puedas entenderlo porque hay que experimentarlo para entender. El asunto es que ya no me he atrevido a hacerlo . A veces le he pedido ayuda a mi esposo cuando he tenido que coser algo y el me a apoyado como siempre. Pero ya no hago proyectos grandes, ni de chiste.

Un día fuimos de compras y tenían unas ofertas en la tienda que no pude resistir.  Vi unos pantalones que se me habían antojado antes y estaban a tan buen precio que los compré. Cuando llegamos a casa y aunque me los había probado en la tienda, me di cuenta que iba a tener problemas con el cierre y las bolsas. Cuando ya eres de mas avanzada edad y subes un poco de peso, esas cosas son problemáticas. Entonces me quedaron dos opciones, regresar los pantalones a la tienda, o arreglar los problemas para quedarme con ellos. Cuando llegas a mi edad valoras la comodidad mas que la moda. Jajaja

Lo dejé en la bolsa por unos días pensando y peleando con mis temores de no poder arreglarlo. Deja ver si te puedo explicar: Mi cabeza sabe muy bien qué y como hacerlo, pero mi mano izquierda no coopera. Eso me ha dejado muy insegura de hacer muchas cosas que se muy bien como hacer. ¡Allí estoy, con la prenda enfrente y no puedo hacerlo! ¡Le doy vuelta, la doblo, y me pongo a sudar de la pura frustración! Por eso ya no hago proyectos de costura. Gracias a Dios que El me ha dado otras cosas que me encantan hacer y así no extraño tanto hacerlo.

Después de unos días, decidí enfrentar la desicion. ¿Lo regreso o lo arreglo? ¡Ay pero me gusta tanto! ¿Que hago Padre? Y en ese momento me vino a la mente la idea exacta de como resolver el problema del cierre. Esa fue mi respuesta de mi Padre que debía yo intentarlo. Muy bien Papito, lo haremos juntos. En tu nombre aquí vamos. No puedo explicarte realmente la emoción que me llenó al sentirme tan segura de lo que iba a hacer.

Para lograrlo tuve que volver a mi niñez. Porque la idea que Dios me dio  fue usar otro pantalón para resolver el problema del cierre. Es un proceso complicado, detallado y no sencillo, pero muy posible. Después de hacer los cortes en los dos pantalones con todos los detalles que tuve que determinar, los puse a un lado por unos días. Estaba exhausta de todo el esfuerzo físico que hice con la mano que no me ayudaba.En cada paso, lo tomé con calma, hablando con mi Padre constantemente. Ahora ya estaba todo listo ahora para unir las dos partes de los dos diferentes pantalones. Tuve que probarme el pantalón a cada paso para asegurarme que todo estaba quedando bien.  Créeme que para una mujer en la edad de la menopausia tan solo eso requiere mucho trabajo y esfuerzo. ¡Ufff!

Cada vez que pasaba por donde tengo la mesa con mi máquinas de coser, allí dobladitos estaban los pantalones de tela color jirafa. ¡Color jirafa! ¡Ay como me gustan! ¡Y lo voy a lograr! ¡Gracias Padre!

IMAG1779

Aquí tienes las bolsas internas, el cierre, y la pretina ya removidas del pantalón original. Dos, y esto es muy serio; dos pares de lentes para poder ver lo que hago. Eso es algo que también es muy molesto para una persona como  yo que ha gozado de visión 20/20 toda la vida y ahora no puede ver de cerca. ¡Ay!

Ha llegado el día que me propongo a terminar los pantalones cueste lo que me cueste. Decidida y con todo a mi alcance, me puse a terminar mi proyecto. “Ayúdame Padre, sin tu ayuda no puedo hacer nada.”Puse un CD de himnos que me inspiran y a darle.

Después de varias vueltas de la maquina de coser a la recamara para probarme los pantalones después de cada paso, y así asegurar que todo iba bien, al fin terminé.

IMAG1796

Vista de atrás doblado.

IMAG1797

Vista de enfrente doblado. Y me queda perfectamente bien. Fácil de subir y bajar. Perfectamente cómodos.

¡Que satisfacción! Una meta que ahora se me hacia tan difícil o casi imposible, pero no con Dios.

¿Ay cosas tuyas que a Dios se le hacen poca cosa? ¿O tu crees que no le importas? Pues estas equivocado. No hay nada grande ni PEQUEÑO en tu vida que El no considera de suma importancia. Solo hay una manera de comprobar esto en tu vida: Dale la oportunidad de vivirlo contigo en cada situación que enfrentas, sea grande o pequeña.

Que Dios bendiga tu vida.

 

EL PECADO DUELE…

En días pasados he estado pasando por unos conflictos familiares. No se tu pero a mi me son muy molestas estas cosas. Parece que cuando pienso que al fin se han arreglado las cosas, de repente pasa algo que parece arruinarlo todo. Nada de esto estubo bajo mi control. Me abusaron, me hicieron daño, me faltaron al respeto, se aprovecharon de mi  y de todo lo que he hecho para ayudarles. Y para acabarla de amolar,  cuando me atreví a decir algo, yo salí siendo la mala persona. Ahora me tienen “castigada” como siempre hacen cuando no consiguen lo que quieren. Si no permito que me controlen es la manera en que me hacen pagar. ¿Porqué Dios mío? Les he dado todo, les he servido, y he soportado sus insultos, sus faltas y sus desprecios.

Me he sentido fatal. No soy la clase de persona que puede ignorar los problemas. Necesito que se resuelvan. No tengo problema aceptando mis errores, y me he examinado y pedido a Dios que me examine y me enseñe lo que El tiene para mi en todo esto.

Unos días después estaba llevando a cabo un proyecto preparando una mezcla de aceites medicinales. Es una opción mejor que medicamentos  de la farmacia que tienen tatos efectos secundarios. La mezcla que estaba preparando es para DOLOR. Tenía mi lista de aceites, las botellas, el gotero y todo lo necesario. Comencé a llenar la botella con dada aceite indicado, uno tras otro. Y luego llegué al último que me hizo pensar en algo que dicen las Escrituras. El aceite era el hisopo.

hyssop-oil      Mira lo que Dios me está enseñando:

En el momento que vi el hisopo, Dios trajo a mi memoria esta Escritura:

“Purifícame con hisopo, y seré limpio;
Lávame, y seré más blanco que la nieve.” Salmo 51:7 

Entiendo que el hisopo limpia precisamente porque la Biblia lo enseña. Pero no sabía que también alivia el dolor. Mientras terminaba de mezclar mis aceites para mi remedio de DOLOR, seguí escuchando a mi Padre hablarme.

Mira con cuidado como se relacionan estas cosas: El pecado y el dolor. En realidad es muy sencillo de ver. El pecado inevitablemente e indudablemente hace daño, y al hacer daño, causa dolor. ¡Toda clase de dolor! Dolor de la conciencia, dolor de vergüenza, dolor de la separación entre familia, entre otras personas y aun dolor físico. Tremenda verdad ¿No te parece?

Entonces le pedí a mi Padre que me limpiara de todo el pecado que yo había permitido que entrara a mi ser al ser provocada. Fíjate en algo muy importante:             Yo solo soy responsable por mis propios actos. No tengo control ni                   responsabilidad de los actos de los demás. ¡Solamente de los míos! 

Soy responsable de mis pensamientos, mis decisiones y mis acciones. Y eso es lo que le he estado entregando a mi Padre para que los limpie. Si El permitió que esto pasara, fue con este propósito. Al menos hasta aquí he llegado en este episodio de mi vida en El.

Sigo aprendiendo porque estoy segura que hay mas que debe cambiar en mi vida a causa de todo esto. Algunas de esas cosas no las entendía. Dios ha estado cambiando mi vida y quiero que continúe. No quiero permitir que ningún pecado estorbe su obra en mi.

¡Si! ¡El pecado lastima! Gracias a Dios por proveer el hisopo de la sangre de Jesús para limpiarnos.

Te invito a participar de lo que Dios te ofrece.

 

 

 

¡Increíble! Parte 2

blogger-image--1134895244

 

Continuando lo que ha sucedido con “nuestro ladrón”…

Después de que recibió su adopción, el joven se fue a su casa. Pero nos sorprendimos que regresó en un rato. Mi esposo salió a ver que mas quería; parecía que no quería irse. No sé de que hablaron por un momento, y volvió a irse solo para regresar en un rato mas. Lo vimos en su camioneta dando vueltas a la cuadra, y hasta le dije a mi esposo que no dejara su camioneta abierta no fuera que estaba queriendo robarle de nuevo. Las personas adictas a las drogas hacen cosas terribles con tal de satisfacer sus adicciones. Después de un rato se fue y ya no volvió.

Al otro día y por varios días consecutivos, anduvo buscando a mi esposo en donde lo podía encontrar. En la casa, en el trabajo, en donde fuera.  Como se había hecho un reporte a la policía, mi esposo fue con ellos a reportar que el ladrón había confesado, quien era, y que no quería poner cargos contra el. Ellos le dijeron que lo conocen muy bien y que de veras preferían ponerlo en la cárcel por el robo. Pero ya habíamos decidido no hacerle nada por lo que Dios está haciendo en su vida. Queremos perdonarle y darle la oportunidad de permitirle a Dios transformar su ser.

Entonces un día, vino mi esposo a contarme que “nuestro ladrón”, ahora hijo de Dios, vino a darle un dinero. “Quiero pagarte por todo lo que te robé” Le dijo.  Voy a darte esta cantidad de mi sueldo cada mes hasta que te pague todo lo que te debo.

¡Eso es convertirse! Es tan obvio de ver cuando se arrepiente una persona de como ha vivido y decide dar la vuelta completa, deja sus malas obras y restituye a los que les ha hecho mal en todo lo posible lo que les ha robado o quitado. Esos son frutos de arrepentimiento.

Nosotros no lo esperábamos por supuesto. Ya tenia años del robo. Casi cuatro años habían pasado. ¡Pero a Dios no se le olvidó! ¡El es el que hizo todo esto! No solo para mostrar su misericordia a este chico que ha andado tan perdido, pero para comprobarnos a nosotros que le importamos, que cuida de todas nuestras cosas. ¿Te acuerdas de los sufrimientos de Job? ¡Dios le quitó TODO! No fue el diablo, fíjate muy bien. Fue Dios el que intencionalmente comenzó la cosa. ¿No has visto a mi siervo Job?… ¡Pero es que Dios tenía un GRAN plan! ¡Job no lo sabía! ¡Sus amigos no lo sabían! ¡Y su esposa menos!

Recuerdo el día cuando que mi esposo me dijo estando el robo aun reciente: “No odio al ladrón. Estoy orando por el para que Dios le alcance.”

CUANDO JOB BENDIJO A DIOS A PESAR DE LO QUE LE ESTABA PASANDO, ABRIÓ LAS VENTANAS DE LOS CIELOS, DÁNDOLE  A DIOS LA RESPONSABILIDAD DE LAS CAUSAS Y DE LOS RESULTADOS DE LO QUE DIOS MISMO HABÍA INICIADO. ¡ESO ES FE! ¡ESO ES DESCANSAR EN EL!

Yo no se tu, pero a mi si que me falla muchísimo cuando las cosas me van mal. Me es difícil bendecir a Dios y a veces caigo en lo mismo que dijo Job mismo y digo: “Me hubiera sido mejor no haber nacido” Esta experiencia me ha dado una gran lección que espero me ayude a no olvidar quien es mi Padre. Y quise compartirla contigo por lo mismo.

Nunca sabemos todos los porqués de lo que Dios nos permite vivir. Pero de una cosa si podemos estar seguros. Que El no cambia, que El nos ama, y que sus promesas siempre se cumplen. ¿Eres su hijo? ¿Eres su hija? ¡Entonces todo esto es tuyo! Y si todavía no lo eres ¿Que esperas? Dios anhela ser tu Padre.

Romanos 8:28 (NVI)

 Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.

¡Increíble! Parte 1

Una noche en el año 2014, le robaron a mi esposo una grande cantidad de herramienta. El trabaja en construcción y renovación de casas y tiene una camioneta de carga que llena con las herramientas que usa durante el día. Según cambian las necesidades del proyecto, las cambia con las que tiene guardadas en su taller. No estamos hablando de simples martillos y clavos, no, estamos hablando de herramientas caras. El valor total de lo que se robaron fue mas o menos 100 mil pesos.

Cuando me lo dijo pude ver el desaliento en sus ojos. Con tanto sacrificio y esfuerzo ha comprado poco a poco cada herramienta. Yo misma le he comprado algunas que el no se había atrevido a conseguir porque son muy caras y de especialidad.

IMAG4859_1_large

Fueron momentos y días muy difíciles porque el también se sentía culpable. La pequeña ciudad donde vivimos ha sido muy segura por muchos años y mucha gente acostumbra dejar sus vehículos y aun sus casas abiertos. Esto comenzó a cambiar en los últimos años y algunos hemos tenido que aprender a la mala que ya no vivimos en la misma ciudad de antes.  Yo le había estado insistiendo a mi esposo que tuviera cuidado porque ya habíamos oído de varios robos. Sabiendo que el dejaba sus vehículos abiertos me estaba preocupando. De esa noche en particular, el no podía recordar si los había cerrado o no. Tampoco teníamos idea donde había ocurrido el robo, en el trabajo o en nuestra casa donde se estaciona cada noche.

¡Ya te has de imaginar como estaba el animo por esta casa! Yo no sabia ya ni que decirle. Ya no había nada que se podía hacer para remediar lo sucedido. Mi esposo lo reportó a las autoridades y allí termino el asunto. Nunca se resolvió nada.

Brinquemos ahora a Febrero del 2017. Era Sábado, día que mi esposo dedica a trabajar en nuestra casa. Estamos remodelando un baño. En eso suena el timbre y el sale a ver quien es. Yo estaba sentada enfrente de mi escritorio haciendo trabajos de oficina y pude ver por la ventana a un joven allí parado. Alguien que viene a pedir trabajo – pensé. Allí estuvieron hablando por un largo rato. De repente veo a mi esposo traer al muchacho dentro de la casa, entran a la sala donde yo estoy y me dice: “Estrella, este joven tiene algo que decirte.” Sorprendida y preguntándome quien y de qué se trataba, esperé a que se sentaran el joven me dijo: “YO FUI EL QUE LE ROBÓ LA HERRAMIENTA A SU ESPOSO.”

¡Órale!

Si, continuó, “Yo soy drogadicto; esa noche iba pasando por aquí y vi la camioneta roja de su esposo y me dije: Si está abierta le voy a robar. Como las puertas estaban hacia la calle fue mas fácil. Estaban sin llave y saqué todo lo que pude y huí. Me fui a Colorado y alla las vendí y compré drogas…”

Nos contó toda la historia de lo que paso y luego dijo: “Pero desde entonces me ha ido muy mal. Regresé a Fairview Oklahoma.” (donde vivimos y el tiene familiares). “Comencé a ir a la iglesia para buscar a Dios porque me he sentido tan mal por todo lo que he hecho. Mis abuelos que ya murieron me enseñaron los caminos de Dios yo los dejé para meterme en los pecados mas terribles. He andado en lo peor.” Continuó describiendo y confesando pecado tras horrendo pecado que ha cometido… y dijo: ¡Dios me dijo que viniera a decirles lo que hice!

Entonces mi Padre me abrió los ojos a su enorme propósito para todo esto. Dirigida por mi Abba le dije: ¡Mira! Dios no solamente te trajo para confesar lo que hiciste. Dios tiene algo que El quiere que sepas. ¿Si? Dijo muy sorprendido. ¡Si! Le dije. Dios quiere que sepas que te ama. Su rostro hambriento y confundido se puso alerta, con un rayo de esperanza. Si, le dije. Mira, te voy a contar mi testimonio. ¿Tienes tiempo? Si claro. Me dijo. Le conté mi testimonio y el no podía salir de la sorpresa de lo que estaba escuchando. ¿Usted hizo eso? ¡Pero como! Le mostré las cicatrices y se quedó admirado.

Para el que lee y no sabe mi testimonio: https://sugraciainfinita.com/mi-testimonio?iframe=true&theme_preview=true

Cuando terminamos con mi testimonio después de  muchas interrupciones aquí y allá a causa de sus preguntas, le dije cuánto Dios anhela transformar su vida. Podíamos ver claramente los efectos que las drogas han hecho en su mente. Pero Dios le dio claridad para entender lo que le estaba diciendo.

Al fin le di la oferta que Dios nos hace a todos. ¿Quieres aceptar lo que Dios te está ofreciendo? ¿Quieres ser libre del pecado que te acedia? Dios no solamente quiere que te arrepientas, Dios quiere ser tu Padre. ¡Dios quiere amarte! ¿Quieres aceptar su adopción?

¡Si? ¡Si quiero!

En ese momento le ayudamos a hablar con el Dios que con tanto amor lo trajo a confesar su pecado con el propósito de salvarle.

En el próximo capítulo seguimos con esta historia.

Recuerda: Cuando te pase algo “malo” nunca sabes que es lo que Dios tiene planeado. Sus caminos son mas altos que los nuestros.

 

 

 

 

PARCHES

“LO ÚNICO QUE EXISTE EN ESTA VIDA SON PARCHES QUE EVITAN QUE TE DESANGRES ENTRE UNA HERIDA Y OTRA”

broken-heart

Estaba mirando un programa de television y una de las actrices dijo las palabras que acabas de leer en letras mayúsculas. Me sorprendió lo suficiente para tomar nota de la frase exacta para escribir este articulo.

Esas palabras encapsulan la situación del ser humano. Si te das cuenta, así se vive de día a día. No hay esperanza, no hay descanso, no hay paz, no hay amor. El perdón genuino no existe, el amor es condicional, la critica y el cinismo saturan las relaciones humanas. No hay manera de salir de ese circulo vicioso; es constante e implacable. ¿Como no estar convencido de esas terribles palabras?

Todo ser humano, cada persona que nace en este mundo enfrenta esta terrible realidad. Este es el resultado de la caída de Adan y Eva cuando escogieron desobedecer a Dios. Se nos ha entregado un mundo hecho pedazos, sin esperanza. La solución humana a esto son los “parches”.

Hay una infinita variedad de parches. Consisten de todo aquello que usamos para llenar el vació que tenemos en el corazón. No voy a intentar hacer una lista de parches porque seria enorme. Cada quien tiene los suyos. Lo que pasa es que llega el día en que el parche ya no es suficiente para parchar tu vida.

broken-pottery-2-300x225

La religion es el parche que mas usamos y que no nos parece ser parche. Se acerca tanto a la realidad, a lo que de veras necesitamos que nos engaña. Pero es mas peligroso que eso porque por lo mismo no nos permite llegar a la verdad. Nos da un sentido de satisfacción parcial y temporánea que no nos permite ver la realidad.

Yo viví esta realidad en carne propia. Te comparto mi testimonio en este sitio para que lo leas: https://sugraciainfinita.com/mi-testimonio/.

Lo maravilloso es que Dios no me dejo allí. Cuando ya había perdido la esperanza y me di por vencida de la vida, El intervino de una manera supernatural para darme vida, no solo física pero eterna, llena de todo lo que El es y de lo que El tiene y ya no necesito parches.

Dios no parchó mi corazón, me hizo de nuevo y me llenó de El.

pottery-2

¡Hay esperanza! Dios es la única esperanza. Solamente Dios puede rehacer tu vida y llenar el vació que no puedes llenar con nada mas.

 

 

EL GATO AMARILLO

9-29-2016

Ali es mi nieta y tiene once años. El día que nació nos llevamos una sorpresa muy triste y desagradable porque nació con labio leporino y paladar hendido. Cuando la vi me partió el alma tanto por la nena como por mi hija. Cuando mi hija despertó de la anestesia yo estaba llorando y se alarmó. Ella no había visto a su nena todavía y no tenia ni idea de lo que estaba ocurriendo. En ese entonces yo no conocía a Dios en verdad y cada tragedia me sacudía terriblemente.

Ali ha tenido 5 operaciones y siguen sus tratamientos todavía. Ha tenido que tener educacion especial por sus problemas de habla. Pero a pesar de todo el dolor que ha experimentado es una niña muy dulce. Cuando era chiquita y les visitaba, le encantaba sentarse en mis piernas y contarme un montón de cosas. Hablaba y hablaba aunque yo no entendía nada de lo que me decía. Pero la disfrutaba tanto.

El mes pasado que su mami, mi hija Ruth recibió la adopción de Dios; sus hijos han notado la marcada diferencia en su vida. Su hija mayor, mi nieta Alicia me llamo por teléfono y me dijo: “Parece que al fin voy a tener a mi mami de regreso” No voy a entrar en detalles de las luchas de mi hija. Con tan solo decirte que han sido terribles ya por mucho tiempo y es por eso que llego al fin de si misma y vino a la adopción del Padre.

Cuando una persona recibe la adopción de Dios no el queda otro remedio que cambiar. Y eso es lo que han estado viendo mis nietos y mi yerno. Aparte de lo que están viendo con sus propios ojos-el cambio en su madre, ella les ha estado diciendo como funciona la adopción de Dios. Sin ella saberlo, ni nosotros tampoco, los dos niños mas chicos fueron a Dios y le pidieron que les adoptara. Fue el día que paso lo siguiente:

Mi  hija vino al trabajo y me dijo que esa mañana cuando su esposo salió de la casa con los dos niños para llevarlos a la escuela y antes de subirse a la camioneta, Ali vio a uno de sus gatos tirado en el suelo muerto. En mi familia amamos mucho a nuestras mascotas, y cuando algo así pasa es algo grave. Ya te has de imaginar como se puso mi nieta. Se regresaron a la casa y como resultado mi hija llegó tarde al trabajo. Pero lo comprendimos por supuesto. Mas tarde ese día tuvo que irse temprano e ir por ellos a la escuela porque no podían concentrarse en sus tareas, estaban inconsolables. ¡Pobrecitos de mis niños! Fue ese día mas tarde que solitos sin decirle a nadie mas los dos le pidieron a Dios que les adoptara.

Pasa una semana mas o menos y mi hija viene al trabajo pero pasa una hora o mas esa mañana platicando conmigo sobre Abba y como funciona su adopción en nuestras vidas. Como está teniendo problemas serios en si matrimonio se estaba desahogando conmigo. Yo he estado teniendo mucho cuidado en no meterme entre ella y su relación con su Padre. Ella debe depender de El en todo y no de mi. Pero a la vez Dios le ha hablado a través de mi testimonio y de lo que Dios me da. En ese momento suena su teléfono. Es su esposo llamando de otro numero no siendo de el y le dice que no encuentra su teléfono.  Cuelgan y ella me lo dice. Luego con una pregunta en sus ojos me dice, ¿Crees que debo de ir a buscárselo? ¿Sabes que esta haciendo Abba? Le dije. Hemos estado hablando de permitirle a Dios hacer lo que El quiere con tu relación con tu esposo para hacerla como debe ser. En este momento y como están las cosas, el no merece que hagas nada lindo por el. ¡Pero eso es lo que hace Dios con nosotros! Nos ama y hace lindas cosas por nosotros cuando no las merecemos. Sus ojitos se llenaron de esperanza al ver la maravillosa guía de nuestro Padre y salio volando para su casa.

Unas horas mas tarde me llama y me cuenta que encontró el telefoneo. Pero que Dios también la había llevado a su casa porque cuando llegó se encontró a otro de sus gatitos muy enfermo. Obviamente había comido ago envenenado porque estaba vomitando violentamente. Me dijo: ¿Te imaginas que hubiera hecho Ali si hubiera encontrado a su otro gatito muerto cuando llegara de la escuela? ¡Orale! Dios sabia lo que estaba pasando y le importó mucho salvárle la vida a ese gatito por amor a Ali. ¡El quería mostrarse a ella de esta manera!

Esa tarde cuando llegaron de la escuela mi hija les contó lo que había pasado y lo que Dios había hecho. Estaban sorprendidos y agradecidos con su Abba por salvar a ese gatito consentido.

images

¿Lo ves? ¡No es complicado! El amor de Dios es tan sencillo que los niños lo entienden. Por eso Jesus dijo que debemos ser como niños. Dios supo exactamente como comprobarse a mi nieta en una forma que ella iba a comprender y recibir. Ahora ella sabe cuanto Dios la ama y cuanto le importa todo lo que le pasa.

¡Eso es maravilloso!   ¡GRACIAS ABBA!

 

TIEMPO DE LA SIEGA

wheat-field-640960_640

 

Es maravilloso para mi poder compartir lo siguiente. Ya tiene un tiempecito que no he escrito ningún artículo. Y no es que no haya habido cosas que mi Padre ha hecho pero he estado muy ocupada en eso-Sus cosas. No se si me explico, pero El me ha tenido muy ocupada en sus obras. Te voy  a platicar un poquito de sus maravillas en mi vida y en mi familia en estos últimos meses:

Si recordarás bien, te he platicado de mis luchas por la situación de las vidas de mis hijas. Ellas escogieron sus caminos y me ha afectado mucho, sobre manera. Tanto la manera que escogieron salir del hogar, como las cosas que han escogido para sus vidas.

Yo me he culpado por muchos años por todo eso porque después de todo soy su madre y la que la que les educó en casa. Esa es una larga historia que puedes leer en mi libro que he proporcionado gratis en este sitio.

La cosa es que después de darme por vencida y recibir culpa y tanta mentira de mi adversario y llegue al fin de mi misma, (todo esto también esta todo escrito en GRACIA INFINITA, el libro que Dios me permitio escribir para compartir mi maravilloso testimonio con el mundo que también anda desesperado por no tener solución practica a sus penas y problemas). Dios, mi Abba amado quien no ha dejado de seguirme transformando y llenando mi vida de propósito, me hizo promesas infalibles y seguras; en las que he creído, recibido y permanecido.

Me dijo: YO VOY  MOSTRAR MI GLORIA EN TU VIDA, después de que yo le pregunte porque me había dejado vivir. Eso fue cuando apenas comenzaba a entender su inmenso amor. En el momento no comprendí la enormidad de tales palabras. ¿Como será posible que yo, quien me quite la vida y negué su nombre con mis acciones voy a dar gloria a mi Dios? Eso es algo que El solamente puede hacer. El solamente puede cambiar algo tan terrible y hacerlo para su gloria y no solamente para mi bien, pero para el bien de muchos. ¡En eso me glorío! No en lo que yo hice, pero en lo que mi Padre ha hecho transformando lo que el enemigo quiso hacer para destruirme a mi, a mi familia y ultimadamente a todos los que me conocían como una “Cristiana modelo”. Desde ese momento en que mi Padre me tomo la palabra cuando le dije: “¡Aquí estoy! “¡Ya no puedo hacer nada con mi vida!” “Aquí estoy”. Allí comenzó mi relación con el Padre mas maravilloso que jamas podría haber imaginado.  Este es el enlace para que descargues mi libro: https://sugraciainfinita.com/2015/10/28/libro-gracia-infinita-una-historia-de-esperanza/

Pero volviendo a lo de mis hijas. Y he compartido en este sitio varias cosas que han pasado con ellas. Una de ellas fue que al fin aprendí de mi Padre que yo no puedo hacer NADA para ayudarlas. Lo he tratado de hacer toda la vida sin ningún éxito. Al contrario, lo único que había logrado es que se enojaran conmigo y se alejaran de mi. Voy a contarte lo que Dios ha hecho con mi hija menor:

Dios me dijo: “Deja de forzar a tu hija a recibirme.” Es que estaba tan llena de Dios y maravillada de todo lo que estaba haciendo en mi vida que quería que ella también lo tuviera. Entonces cada vez que algo le pasaba y me contaba sus penas, le decía yo lo que Dios podía hacer en y por ella. No tiene nada de malo hacer eso. Pero llego el momento donde mi Abba me dijo que ya no le dijera mas y que esperara que El hiciera la obra en ella.

Mientras tanto tuve que pasar por tiempos donde ella me ignoraba, no nos veíamos por largos periodos, y eso me dolía. PERO, ¡ya conozco a mi Padre! ¡El cumple sus promesas! ¡El es fiel!

Tiene mas o menos un mes que estábamos platicando, y le dije: “Padre, quiero ver tus obras, ya tiene tiempo que no veo tus obras. Y yo se que no es que tu no estés obrando, soy yo la que no las esta viendo. Déjame ver lo que estas haciendo. Tranquila, en Paz, y recibiendo. Esa en mi posición en El. Al día siguiente recibí una llamada de mi hija temprano por la mañana. Estaba preparando el desayuno y el almuerzo que mi esposo y su ayudante iban a llevarse al trabajo ese día. “Mami, por favor ven a verme, necesito hablar contigo” Me dijo. ¿Estas bien? Le pregunte un poco sobresaltada. Esto no ha sido común entre nosotras. Le dije que tan pronto terminara con los hombres y se fueran me iba yo corriendo a verla. Cuando iba manejando en camino a su casa que me toma como veinte minutos, iba yo hablando con mi Padre: “No se que pasa Papá, pero tu si lo sabes y voy contigo, que seas Tu quien hable, Tu y no yo Padre, te doy gracias por mi hija y por lo que tu estas haciendo en su vida”. Llegué a su casa y nos sentamos a hablar.

Me dijo que tenia que confesarme unas cosas terribles que había hecho, que ya no podía mas con la carga de culpa que estaba sobre ella y que no sabia que hacer. ¿Te suena familiar? ¡Ese es el lugar en donde Dios te quiere! Donde al fin te das por vencido de tu capacidad humana para aun vivir y vienes a El desesperado porque ya no hay camino ni salida para ti. Al fin de su historia me dice: ¡QUE HAGO! Yo te he estado observando mami, desde que te paso todo eso del suicidio y como has cambiado. ¡He estado viéndote vivir en medio de serios problemas y sigues en paz! He estado esperando que uno de estos días vas a volver a ser la que eras antes pero después de ocho años veo que sigues cambiando, sigues llena de gozo y felicidad a pesar de todo lo que has vivido. ¡QUE HAGO YO PARA TENER ESO!

¡Imagínate lo que sentí al oírle decir eso! Fue un momento maravilloso. Le dije que solo hay UNA cosa que podía hacer y eso era entregarse por completo a Dios. Dios le llama ADOPCIÓN. Se lo expliqué como Dios me lo enseñó a mi y ella lo hizo con todo su corazón en ese mismo momento. Voy a escribir un articulo en cuanto a la ADOPCIÓN y como es diferente de la SALVACIÓN para aquellos que no lo entienden.

Después de varios días y ver a mi hija NACER en la familia de Dios, inmediatamente vimos diferencias enormes en ella. Le nació un hambre por conocer la VERDAD de Dios. No de vivir en religion, que lo hemos hecho toda la vida. no. Sino de en verdad conocer a Dios. Tienes que leer mi libro para entender lo que digo si no lo has vivido. Ha sido ver una diferencia como el día y la noche.

Ella trabaja ahora con nosotros y estaba un día trabajando y de repente llega a donde yo estoy y se hecha en mis brazos y llorando me dice: “Si tu te hubieras muerto ese día mi mundo se habría terminado. EL DÍA QUE DIOS TE SALVO LA VIDA TAMBIÉN ME SALVO LA VIDA A MI Y A TODA LA FAMILIA” Lloramos allí abrazadas en el amor de nuestro Padre, unidas como nunca antes lo hubiera yo soñado.

Hemos estado viviendo esta maravillosa experiencia con nuestra hija y lo estoy gozando de una manera que no puedo poner en palabras. El otro día me llamo y me dijo que su hija de 11 años, también recibió la adopción de Dios. ¡Es que ella ha visto el enorme cambio en su mamá también! La esta viendo vivir divinamente, a pesar de los problemas enormes que tiene con su esposo. Luego te cuento como Dios se ha comprobado a mi nietecita. Es una historia muy conmovedora.

Y luego, hace unos tres días, su hijo mas pequeño de 10 años también recibió la adopción de Dios. ¿No es Dios maravilloso? ¿No se te antoja vivir esta vida? ¡Esto es ser hijo de Dios! No hay día que sea aburrido o falto de sus maravillas.

¡Oh! Y para hacerlo todo aun mas glorioso ¿sabes que me dijo mi hija? ¡Mami, comparte todo esto en tu blog! Esto salió de la boca de una hija que en el pasado me ha reclamado muy enojada y ofendida porque me he atrevido a compartir cosas “privadas” de la familia. ¡Que cambio! Hasta me dijo que solo siendo transparente con lo que Dios hace en nosotros se viene a afirmar en la vida de esa persona. Ya lo esta entendiendo, ya esta viendo las cosas como Dios las ve porque ya lo tiene a El viviendo en ella.

Que maravilloso es mi Abba. Todo ha valido la pena. El va a hacer cosas gloriosas en la vida de mi hija y va a usar todos esos fracasos que ella ha vivido para su gloria. Solo Dios puede transformar esas cosas para bien. Lo creo, lo recibo y permanezco en esa verdad. Y se que en su día, mi hija mayor también va a volver a mi, va a ser alcanzada por este grande amor de mi Padre y le doy gracias por su vida cada día. Lo mismo es verdad de sus esposos y de la hija mayor de mi hija. Esa es la promesa de mi Padre y permanezco creyéndole.

No te quedes admirado deseando ver a Dios obrando en tus hijos. Esto es para ti también. Recibe la adopción de Dios para que El haga las mismas maravillas en tu vida.

A %d blogueros les gusta esto: